Psi. César Yacsirk

Psi. César Yacsirk
Psicólogo Positivo

martes, 15 de diciembre de 2015

Regalos en la Adultez

Estimo que los regalos en la adultez revisten una complejidad diferente a los regalos de la infancia.
Recuerdo de niño a mi Papá planificando los regalos para darme, armando previamente lo que había que armar e influyendo en mis aspiraciones, de tal manera que no se me ocurriera pedirle a Santa algún presente que no estuviera a su alcance.

Al final, más que los regalos en sí, era el misterio de saber que una entidad omnipresente (específicamente en navidad) se encargaba de mi felicidad. Era el recibir sin plantearme el merecimiento. Ya al abrir los regalos y no encontrar carbón, era el reconocimiento tácito a mi buen comportamiento.

Ya con los años, borrado todos los mitos acerca del ratón Miguelito para compensar la pérdida de un diente, el niño Jesús (que siempre me pareció inadecuado que con horas de nacido estuviera recibiendo sereno por todos los confines del mundo), los reyes magos y el conejo de Pascua, son otros los elementos que entran en juego. Otros y nuevos elementos que desdibujan lo maravilloso que es dar y recibir.

Para ambas situaciones (dar y recibir) precisa retomar los sentimientos de la infancia. El adulto

lunes, 12 de octubre de 2015

Vigo en tres tiempos

He llegado a Vigo, tarde en la noche. Era solo una pernocta en un lugar extraño.

Salí a caminar por los alrededores en busca de algo de comida. Sin hambre pero con la convicción que no tendría otra opción mas adelante y que, no hay nada peor que no tener nada que comer para pasar la ansiedad.

Un modesto bar con sus visitantes habituales, me ofrecía pizza y cerveza. Ya casi cerraba.
Al regresar a la habitación, el sueño se negaba a acompañar a mi cansancio. Vigilia y cansancio pretendían permanecer firmes a lo largo de toda la jornada nocturna. En un intento de engaño a ambos, saque mi cámara del estuche y a pesar de la poca luz, decidí tomar unas cuantas fotos.

A pesar de una vista taciturna, dispare varías veces mi cámara hasta que una imagen incompleta de un letrero de “Hotel” se coló en mi lente. Realmente capté la palabra “Hot” y no hotel como puedo notar cada vez que veo la imagen. Sin embargo, mi cansancio no me permitía ver la misma como algo diferente a una cama donde plantar mi cuerpo cansado.

viernes, 9 de octubre de 2015

La Venganza de Marimar

Cuando me pongo a pensar en la realidad nacional, no me abandona la idea que estamos inmersos en los viejos códigos de la novela latinoamericana, tantas veces repetida. Creo recordar autores tales como Muñoz Rico o Delia Fiallo, cuyas historias en el pasado, giraban en torno a una chica pobre y un chico rico. O viceversa

En tales teledramas había un hombre rico de nombre compuesto  (Romualdo Antonio, podría ser), una chica pobre (llamada Marímar por ejemplo) y un secreto.

martes, 6 de octubre de 2015

La libertad de no ser libre

Durante muchos años me he paseado por la idea de entender que es la libertad y sobre todo entender cuando se es realmente libre.

Me paseo indudablemente por el privado de esta condición. Por el que alguna vez creyó ser libre sin pensar que en su futuro cercano, estaría confinado a pocos metros. Sin embargo también soy capaz de sentir a aquellas personas, habitantes de cualquier parte del planeta que viven encerrados en sus casas por temor a ser invadidos o presos de la inercia de no hacer nada.




lunes, 7 de septiembre de 2015

Hablando de viajes...Dicen que los viajes se viven 3 veces

Dicen que los viajes se viven 3 veces

Cuando lo soñamos, cuando lo vivimos y cuando lo recordamos.

No estoy seguro de ello, pero en el más importante viaje, me resulta extraño el haber escogido tan extraño lugar. Me resulta extraño y no, haber escogido una ubicación tan llena de aprendizajes.

Quizás y si.  Seguramente era la posibilidad perfecta de apreciar y agradecer todo lo que en este viaje he recibido.

Como en todo viaje,  la mayoría de cosas planificadas no se llevan a cabo. “Al llegar haré tal cosa” o bien, “no podemos irnos sin visitar tal o cual monumento” Y sobre todo, la sentencia mas lapidaria “No puedo morir sin visitar…” Todo plan es un pronóstico que habla de un futuro que nos toca construir, pero aunque es la vida misma, no es solo una construcción en el presente de lo que deseamos ver en el futuro

jueves, 30 de julio de 2015

John Wayne era un pendejo que muchos quieren imitar

En el transitar adolescente, al igual que las niñas quería parecerse a Marilyn Monroe o Britney Spears (más hacia esta década), John Wayne era sin lugar a dudas una referencia.

A ver.

viernes, 29 de mayo de 2015

Relámpago de Ingenuidad


Desde niño, Julio había anhelado ver el relámpago del Catatumbo. Tener 35 años y no conocer un fenómeno tan venezolano, tan zuliano, no era razón para sentirse orgulloso.

Ya le había dicho a su madre que, gracias a una convención de ventas en Maracaibo,

la empresa le trasladaría a la región y con seguridad, en algún momento, tendría chance de tener un contacto directo. ¡Como no desear ver de cerca a tan majestuoso fenómeno!

Su falta de experiencia e inocencia era motivo de burla de sus compañeros de trabajo. En la convención de ventas del año pasado en Margarita, Julio no dejo de preguntarle a cuanta mujer voluptuosa se topaba, si su apellido era Guevara. Broma sin duda urdida por sus pares mas cercanos.

Intimidad en Claroscuro



Una mañana clara, blanca, muy blanca.

Una mañana que podría ser descrita por literatura de poca profundidad como clandestina, tenue y de poco volumen, gritaba esa mañana con su incandescencia que todo estaba claro, bello y hasta luminoso.

El camino no ofrecía resistencia, ningún obstáculo se observaba en la vía. Nada que detuviera la velocidad del ímpetu. Nada que indicara la marcha en reversa.
La mirada a través del ojo de la puerta y su apertura lenta, escondía una sonrisa tímida pero decidida.

Cuentos iban y venían. El chequeo obligatorio del estado de nuestros seres queridos y conocidos, la última del noticiero de la mañana y un sinfín de temas de poco interés, acompañaban las notas dulce- amargas de un café recien elaborado.

La mujer que soy

Sin duda, una declaración de este tipo, partiendo de un hombre, no deja menos que un gran espacio de reflexión y claro está: Una duda.

No pretendo abandonar un closet en el cual nunca he estado. Tampoco deseo darle un vuelco a mi existencia, que según dicen muchas damas refiriéndose a la actualidad masculina, pareciera que el hombre después de cierta edad siente la necesidad de declararse homosexual.

Lo expresado responde únicamente al haber estado rodeado de mujeres durante toda mi vida y que sin duda han moldeado mi forma de ver el mundo. Un mundo sin lugar a dudas, altamente complejo, inexplicable, incomprensible e intangible como es el mundo femenino.

Abuelas, Madre,

A quién le agradezco entonces?

Al empezar a transitar los caminos de la gratitud y sobre todo al transmitirlo, se hace especial énfasis en el reconocimiento y conocimiento de la bondad que esta fuera de mi, de las cosas que recibo de otros y que me producen bienestar.

Con intención de acercar más lo etéreo a lo concreto, invito a los otros a personalizar el agradecimiento. A ponerle rostro al benefactor.

Centrado en la creencia indudable de la existencia de Dios, invito al agradecimiento en aquel qué enviado tal vez por el creador, me entrega un regalo que indefectiblemente tengo que expresarle mi gratitud.

Moviendo la Lámpara

No hay espacio de Esperanza  donde buscar que no atraiga, como invitado no deseado, a su yan de la desesperanza. Y a veces siento que es más la incómoda invitada quien convida a la dueña de la casa como si de su fiesta se tratara.

Esta eterna lucha entre dos fuerzas aparentemente opuestas, pareciera que una de ellas atentara con arropar por completo a la otra. Pareciera que se esforzará con hacerla desaparecer por completo con el fin de extender inexorablemente sus dominios. Sin embargo, esto sin lugar a dudas es solo posible en el compás del tiempo.