Psi. César Yacsirk

Psi. César Yacsirk
Psicólogo Positivo

viernes, 29 de mayo de 2015

Moviendo la Lámpara

No hay espacio de Esperanza  donde buscar que no atraiga, como invitado no deseado, a su yan de la desesperanza. Y a veces siento que es más la incómoda invitada quien convida a la dueña de la casa como si de su fiesta se tratara.

Esta eterna lucha entre dos fuerzas aparentemente opuestas, pareciera que una de ellas atentara con arropar por completo a la otra. Pareciera que se esforzará con hacerla desaparecer por completo con el fin de extender inexorablemente sus dominios. Sin embargo, esto sin lugar a dudas es solo posible en el compás del tiempo.


Al colocarme mentalmente en el  taijitu (representación gráfica del Yin y Yan)  me pregunto, más que las razones por la cual decaigo en el lado oscuro de la desesperanza,  que antorcha y en qué lugar colocarla para hacer  notar el lado luminoso. Conozco lo que está mal. De una forma casi espontanea, identifico las amenazas creando seres mitológicos de apariencia aterradora. A cuenta de poseer los recursos, le doy paso a todo aquello que de manera instantánea opaque la luminosidad que puedo ofrecer y en ocasiones hasta me cuestiono si una pequeña lamparita hace diferencia en el curso de la historia.

Y es desde aquí donde empezaron a brotar las ideas. Es desde este punto donde nacieron los descubrimientos de donde alumbrar. Comprendí que puedo alumbrar con poca eficiencia un estadio con una lámpara de 60 watts, pero si una pequeña buhardilla donde se generen muchas ideas.

Comprendí que solo en el hacer esta la posibilidad de cambio, desde lo pequeño, desde lo cotidiano.

Es allí, desde el lado luminoso que puedo contagiar a mi entorno, tan solo moviendo la lámpara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario